En tus pómulos
tu sonrisa se diluye
como mancha de alquitrán
en la arena de la sonrisa que lleva la indiferencia que lleva
a los casados al altar.
En tu risa
tu felicidad se lleva
la infelicidad que lleva
tu vientre lleno al saltar.
No quiero más copas ni más robles.
No quiero más caídas.
No quiero esas muertes
románticas muertes de poetas,
en los laberintos de la vida
en pasillos hechos de tetas
silbando canciones hechas al pasar...

1 comentarios:

altazor dijo...

estaría bueno pasar por "pasillos hechos de tetas silbando canciones al pasar"

saludos viajero

Publicar un comentario