escrituras.indie es un medio alternativo para la libre difusión de literatura y arte independiente | un espacio pensado para que escritorxs y artistas compartan y difundan su trabajo | todo nuestro contenido se comparte bajo una licencia creative commons 3.0

0 comentarios

Micro-excursiones es un cuestionario que va en busca de músicxs y compositorxs, con el fin de conocer sus ficciones personales. Es una adaptación, algo transgredida, del cuestionario Proust. Las preguntas son simples e impersonales, pero a la vez pretenden ser un disparador. Es el primer cuestionario en donde las preguntas no importan. El mérito y la inventiva corre por cuenta de los músicos.





| mini bio |

Julian Desbats es clase 1984.  Rata en el Chino, Libra en el Occidental. A los 14 años descubre la música y no la suelta nunca más. Tuvo varias bandas hasta formar LOS RUSOS HIJOS DE PUTA,   grupo salvaje en el escenario conformado por dos chicas y dos chicos. Con LOS RUSOS viajó a Perú, México, Chile y Uruguay   tocando en festivales importantes como el VIVE LATINO, CONTRAPEDAL, además de recorrer casi toda La Argentina con “La Gira Zarpada”, gira que se extendió más de un año. Han sido nominados a Los Premios Gardel con tan solo cuatro años de   existencia y  tienen dos discos editados que representan una música salvaje, romántica y visceral.

En paralelo Desbats formó su proyecto solista, editando un larga duración, que responde al nombre de TARADO, conformado por una música folk oscura con tintes del western y letras honestas, a veces demasiado honestas, en las que desnuda su alma. Desamor, amor, barrios violentos, reflexiones de libertad, todo eso convive en la carrera solista del ruso hijo de puta. Un viaje por la noche de los corazones rotos, un western del conurbano. De manera romántica editó  en formato cassette y por Cíncope records   el disco TARADO, que se encuentra agotado. Recientemente ha viajado por varias provincias y ciudades  de Argentina, como así también por Chile junto a Chinoy en una exitosa gira llama GIRA y GIRA TARADO.
Ahora está atrincherado,  grabando su segundo disco. Afirma con convicción y corazón en la mano, que se ha convertido en un cantante romántico, vestido de negro.

1. ¿Qué condiciones se tienen que dar para que empieces a componer?

VIVIR UNA SITUACIÓN QUE ME GENERE ALGO QUE NO ENTIENDO DEL TODO, QUE ME DUELE, TOMAR LA GUITARRA Y CONBINAR VIDA CON ACORDES MUSICALES BAJO UN MANTO ELEGANTE DE POESÍA. NO ME SALEN CANCIONES FELICES.
 
2. ¿Cuál es tu héroe o antihéroe de ficción favorito?

HAN SOLO. PIRATA DE GALAXIAS, PÍCARO Y ELEGANTE. 
 
3. ¿Qué talento desearías tener?

VOLAR PARA VISITAR EL BALCÓN DE UN AMOR INOLVIDABLE Y SAGRADO, QUE DEJE LA VENTANA ABIERTA PORQUE ME ESPERA Y SABE QUE IRÉ AÚN ASÍ HAYA TORMENTA. TODAVÍA NO LA CONOCÍ PERO LA LLAMO "LA RAYO".
 
4. ¿Cuál es tu posesión más atesorada?
  
MIS AMIGXS.
 
5. ¿Cuál es para vos la manifestación más clara de la miseria?

LA TRAICION.
 
 
6. ¿Cuál es la cualidad que aprecias más en los seres humanos?

LA CREATIVIDAD.
 
7. ¿Cuál es habitualmente tu estado mental?

EN LÍNEAS GENERALES POSITIVO AUNQUE TENGO MI BOSQUE DE OSCURIDAD Y PENA.
 
8. ¿Cuál es tu idea de felicidad?

UN PRIVILEGIO CAPRICHOSO QUE SE RECIBE DE A DOSIS PEQUEÑAS Y DEL CUAL NO HAY Q VOLVERSE ADICTO.
 
9. ¿Cuál es tu mayor miedo?
 
CONVERTIRME EN UN VIEJO ESTUPIDO.

10. ¿Cuándo y dónde fuiste más feliz?
 
NUNCA FUI TAN FELIZ COMO AHORA. NO ME GUSTA EXTRAÑAR Y LA VIDA ES UNA AVENTURA DE UN HOY CONTINUO.

11. ¿Qué canción que hayas escuchado últimamente te hubiera gustado componerla vos?

A SONG FOR THE LOVERS DE RICHARD ASHCROFT.
 
12. ¿Qué canción que hayas incluido en un disco o interpretado en vivo no volverías a tocar? ¿Por qué?

SALTIMBANQUI, YA NO EXTRAÑO A QUIEN SE LA HICE Y ME ABURRE SOBERANAMENTE CANTARLA.
 
13. ¿Cuál es el peor disco de la última década?
 
UFF NI IDEA, HAY VARIXS ARTISTAS BARATOS HOY EN DÍA, DEMASIADXS COOLS, COMO SI FUESEN DE PLÁSTICO. MUCHA GUITA PELAN PERO POCA POESÍA Y MISTERIO. NO REPRESENTAN AL PELIGRO, NO CUESTIONAN. SON OLVIDABLES.

14. ¿Qué libro te hace sonreír?

EL LIBRO DE LA SELVA
 
15. Si sufrimos un ataque de Godzilla y tenés la oportunidad de salvar de sus garras a una banda o músicx, ¿a quién salvarías?

A ALEX ANDWANDTER
 
16. Si después de muertx volvés convertidx en zombie ¿a quién morderías primero?

A MAURICIO MACRI Y SUS FIELES LACAYOS FANATICOS. POR IMBECILES.

17. En tu último disco ¿encontraste la forma justa de expresar lo que querías?

SI Y TENGO MÁS POR VOMITAR EN EL FUTURO :)

| Contacto |

0 comentarios











| sobre el artista |

Camilo Dibuja  

milita desde su computadora porque a veces no le sale salir de casa.

| Más del artista |
1 comentarios



Puede ser tuyo el silencio
de dos amigas en un cuarto

el color que ahonda
el chasquido de un deseo

la sed de la vista
furtiva en un viaje

puede ser tuya la gruta
que anida en un saludo

pueden ser tuyos los minerales
de la cueva vertical

la excusa que encuentre
la casualidad que te lleve

la vigilia que deje
un regalo secreto

las palabras pueden hacer círculos
y en el medio puede no haber nada

el cigarrillo puede apagarse
los kioscos pueden estar.

... 


Por que volveríamos cuando
las formas ya han caducado
¿Rehacer la misma pregunta
no es decir lo mismo?
Si decimos regreso
entonces nunca hemos huido
pero si la certeza
se hiciera de preguntas
la anticipación no conjuraría
ningún objeto
¿Por que seguimos buscando
la unidad esencial sobre
la cual anclar nuestra fuga?
Perder es una ficción
para cuando ganar
tiene un nombre.

... 


Un bol pequeño blanco,
puse crema
y azúcar
en su interior
una cuchara metálica
comencé a revolver
y revolver
y revolver
aquello blanco
con otro tipo de blanco
un blanco distinto,
revolver
y revolver
como si la cuchara creará
un huracán:
aquello desprendido
de sus aparentes cimientos
se homogeneiza nuevamente
revuelvo
y revuelvo
re
vuelvo
¿Revolver es volver?
¿Si revuelvo mucho las cosas
llegaré al comienzo?
¿En serio hubo
un choque inicial?
Googlear revolver
siempre te va a dar revólver,
quizás buscar que otrxs
te digan mas de algo
te lleve siempre a una bala,
gira la cuchara, gira la bala
plomo y plateado
en el cañón, en el bol
si giran con mucha fuerza
la crema puede caer fuera
manchar un libro,
si batimos y batimos
lo distinto puede quedar
en el olvido,
la crema y el azúcar
pueden convertirse en crema,
dos que se unen en un nombre
sin singular
nadie disparó
pero algo pareciera morir
¿Pierden sus libertades
el azúcar y la crema?
¿O soy torpe creyendo
en mi omnipotencia?
¿Puedo creerme cuando
me limito en mi torpeza?

Llamar a las cosas que se unen:
el mayor componente
se lleva el premio de mi ignorancia
y gana de mentira
un anaquel en el mundo de las ideas:
Crema
¿Como podría liberar
participar con ellas?
¿Es inútil hablar?
Nada libre tiene nombre
o puede nombrar,
envidio a los objetos
insurrectos en esencia,
tan distintos
a los sujetos
¿Como coge la crema
y como ama el azúcar?
Revolver
y revolver
esto puede ser
una revuelta
apuntar a un blanco distinto
otras coordenadas
de color.



| Sobre la autora |

Emi Félix (1996) escritora, música, malabarista, panadera, no binaria, libertaria anti-identitaria, Ditto. Actualmente incursiona en el mundo de la auto-edición y la autopublicación. Asiste a distintos talleres de poesía. Eventualmente dará talleres de InDesign / Poesía a pesar de la ansiemarx asimilacionista.
0 comentarios



LA SIESTA

quiero dormir la siesta
cuchareado por un obrero 
de la UOCRA 
dormir
acurrucado en su vientre
protegido por su panza.
quiero que me agarre 
las tetas que no tengo
y me acaricie el pelo, despacito
después oírlo llorar con disimulo 
darme vuelta 
y preguntarle qué le pasa
que me diga ahí 
quizá
que me quiere
y que fui
su mejor construcción

BORGES Y YO

Fue todo un sueño.
Caminábamos con Borges 
por los techos de las casas 
de la ciudad de La Paz. Era 
de madrugada, recuerdo
y nos sentíamos
los únicos tontos despiertos
en la fría noche boliviana.
Borges se sentó despacio sobre 
las tejas y observó desde la altura 
aquella antigua y mágica ciudad.
Borges dijo: “diáfana perspectiva, acaso 
esperanza en nuestras tristes pupilas”.
Y yo me decía, claro, estas cosas 
debe decir Borges
hasta que Borges giró hacia mí
me miró fijo a los ojos
agarró fuerte mis dos manos, acercó
su cara a centímetros de la mía
y dijo: aguante Peron, manu
y yo dije ¿cómo?
¡Que los días más felices fueron 
son y serán peronistas, compañero! 
¡Pero usted era muy gorila! le dije
No tome tan en serio a aquel Borges, dijo
es cierto, ha logrado 
ciertas páginas válidas, pero esas páginas 
no me pueden salvar, quizá 
porque lo bueno ya no es de nadie.
Verá -siguió- Spinoza entendió 
que todas las cosas quieren perseverar en su ser: 
la piedra eternamente quiere ser piedra 
y el tigre, un tigre. 
Yo, Borges, he de ser siempre peronista
y sobre aquel escritor
me reconozco menos en sus libros 
que en muchos otros, o en la fuerza 
de dos dedos agitándose en “V”, o en aquella 
estridente liturgia de bombos y gritos, o claro 
en aquel resplandor en la sangre 
que fue el 17 de octubre.
Debería releer su obra le dije
No relea nada me dijo, de aquel Borges
me consta su perversa costumbre de falsear 
y magnificar. Yo me dejo vivir -dijo- 
para que Borges pueda tramar su literatura 
y esa literatura me justifica. 
Pero yo estoy destinado a perderme, manuel
mi vida es una fuga y todo lo pierdo 
y todo es del olvido.
Todo, menos el peronismo, dijo Borges 
y de pronto sacó un vino.
Brindemos -dijo sonriendo-
por ese gran argentino
que se supo conquistar
a la gran masa del pueblo
combatiendo al capital.
Recuerdo luego el silencio
y nuestros ojos hipnotizados 
por la ciudad. Fue todo un sueño 
sin embargo no sé 
quién de los dos lo ha soñado 

EL RAYO

Al mirar por la ventana 
vi un rayo caer sobre la calle
incrustarse en el asfalto
y ya no desaparecer. Como 
congelado en una fotografía 
un hilo gigante de luz azul quedó solito
ahí, tendido desde las nubes hasta el suelo
flotando estático en la noche
alumbrando los insomnios
o por lo menos el mio. 
Pensé: si hoy 
el cielo le soltó la mano 
¡qué momento horrible 
para quedar huérfano! 
Pero vi al barrio pronto llegar 
escuadrones de gentes con paraguas
rodearon al rayo como si de un accidente 
o un animal exótico se tratase.
Se preguntaron 
claro que se preguntaron
qué hacer con eso que toda la vida
llegaba y partía como en un parpadeo
y ahora resistía la muerte 
y ahora desafiaba a la tormenta.
Un chico quiso tirarle una piedra 
de inmediato lo frenaron hombres 
para quienes el miedo era 
mayor a la curiosidad. Confieso
haber vuelto a mi cama. 
Lo que afuera podría suceder
era para mi historia vieja 
debates del pasado:
si el rayo se iría con la lluvia
o se quedaría para siempre en la avenida
si la quietud lo volvió inofensivo
o habría que arriesgarse a sentir la descarga
si habría que ayudarlo a volver para arriba
o habría que explotarlo como atracción turística
si sería su presencia un castigo
o sería en cambio un milagro
si habría llegado el fin del mundo 
o sería el comienzo de uno nuevo
si sería una soga por donde bajen los dioses
o una escalera donde suban los mortales   


YA NO HAY MÁS CIELO                                    

Ya no hay más cielo 
me lo comí
fue un atracón
un hambre violenta 
un impulso infrenable 
y me lo he comido todo, ¡todito! 
Y miren que panzadas en 
mi vida he tenido varias
¿pero un cielo?, ¡jamás! 
Fue tan sencillo como 
estirar la mano y agarrar 
unas cuantas nubes
después la luna
un manojo de estrellas un 
parcito de planetas
para luego masticar como un chicle 
esa infinita tela celeste. Así fue 
que me comí un cielo
en realidad “el” cielo
porque cielo que yo sepa 
hay uno solo, ¿no?
La cuestión es qué hacer ahora 
con eso en la panza ¿Saben 
lo que se siente albergar en el estómago 
semejante cantidad de astros? 
Se imaginarán: ¡si algo me falta es hambre! 
En realidad me pregunto 
qué sería tener apetito después de esto 
para qué sirve tenerlo o si acaso 
volveré a experimentar esa sensación 
¿Y si se formara otro cielo? 
Quizá no vuelva a comer 
hasta que eso suceda 
como si me haya convertido 
así de pronto 
en un cielodependientec 
como también me pregunto 
qué quedó arriba nuestro
si la nada
o no sé qué cosa rara 
o si la gente me odiará 
por no dejarla encontrar 
formas en las nubes  
si me tendrán rencor
por habituarlos a no levantar la vista  
por miedo al vértigo, al vacío 
o al aburrimiento. Tal vez así
malacostumbre a todos a buscar
las estrellas en las lamparitas 
las luces de los autos
las chispas de los encendedores
a encontrar la luna 
en la luz amarilla de algún semáforo
los dientes blancos de alguna fiera 
la mirada ingenua de algún niño 
a topar con la neblina en una ducha bien caliente
a reconocer la lluvia
en el llanto triste de un par de ojos 



| sobre el autor |

Manuel Iván Duarte (mane) nació en Buenos Aires en septiembre de 1993, en el barrio porteño de Villa del Parque. Se encuentra pronto -cree- a recibirse de sociólogo en la UBA. Integra actualmente el colectivo de resistencia poética “+ Poesía”.