y cuán
la íntima polvareda la lava
dulce dulces
eufemas la ventisca una lengua
tras esta lluvia
extiende
su piel
inesperada su hambre exacta
acá aquí allí ahí allá
viernes
1:30 am
dónde todo todo
se derrite esa boca
ese laberinto

y el bondi
la ruta la espera
eso solamente eso
unas manos hurgando la sed

el conjuro
o estos ojos que aprietan
esas palabras
que entibian el silencio un segundo
disgregase en la luz

y chau

nos vemos


2 comentarios:

la prometida del rey de los locos dijo...

Qué bien vino la "ventisca"...

Babs · dijo...

eres so fucking great
pibe
extrañábate

Publicar un comentario