[torrente cesado
relajo de la descarga]
medio muertos
revividos
aún sellados
aplastados
sostenidos
dormitados, en silencio

respiramos

agitados, en descenso
refugiados
consagrados
no arrancados
asesinados
recién nacidos
[pasividad tras la cúspide
fuente hidratada]

a esos momentos del nosotros

2 comentarios:

El Viajero Sedentario dijo...

Q buena locura q tenés!... me está partiendo el marote tu libro y este poema me pareció genial.

Un abrazo

Giordano Malta dijo...

a mi no me van mucho los adjetivos,
pero uno encuentra a veces lindas excepciones...

las excepciones sí me van mucho.

Publicar un comentario