Es natural. Mirame.
Es cultural que nos guarden.
La primera palabra que escuche fue no
y tuve tiempos
verdaderos tiempos pánicos.
Inmóvil, observándolo.
Actuándolo,
hasta reventar.
Un reviente justo y precioso.
Salpique las paredes de la casa familiar
que no eran persisamente blancas.

1 comentarios:

El Viajero Sedentario dijo...

Me gustó mucho esta pintura.

Publicar un comentario