Una trotamundos, la nueva sensación de la música independiente mexicana. En su universo artístico conviven Thomas Mann, Julio Cortázar, James Joyce, Björk, Yann Tiersenn y una hermosa melancolía parisina.
Por Joel Vargas


Andrea Balency te enamora con su música, basta escucharla un ratito. Sus canciones son pequeñas postales parisinas. La luz de esa ciudad se va desojando en cada acorde. En sus composiciones también hay mucho de nostalgia tanguera y de urbe latina. Es una trotamundos que va adquiriendo el sabor de cada ciudad que la acogió, adoptando su luz como propia. Ella nació en Francia, tuvo un paso fugaz por Buenos Aires y hoy vive en México. Sus fuentes de inspiración son todo lo que sus sentidos puedan captar.


En el 2009 consolidó su carrera musical formó Andrea Balency Trio junto con Miguel Sandoval y Jerson Vázquez, dos talentosos músicos mexicanos. Su primer EP, Mizraiim (2010), está cargado de finos arreglos provenientes de la música clásica.también hay mucho de nostalgia tanguera y de urbe latina. Es una trotamundos que va adquiriendo el sabor de cada ciudad que la acogió, adoptando su luz como propia. Ella nació en Francia, tuvo un paso fugaz por Buenos Aires y hoy vive en México. Sus fuentes de inspiración son todo lo que sus sentidos puedan captar.
Charlamos con Andrea, justo antes de su viaje a la 12 edición de la Red Bull Music Academy que se está realizando en Madrid actualmente. RBMA es una academia donde conviven artistas emergentes que son seleccionados por medio de un concurso para participar de un aprendizaje y trabajar con personalidades relevantes del mundo de la música.

Lover es su última producción, un EP que sigue la misma senda de Mizraim. Andrea se destaca nuevamente como multi-instrumentista. Con acordeón, piano, guitarra y violoncelo crea hermosas canciones, reconvirtiendo su crisol de influencias musicales en luz propia. Un ejemplo es “El desorden”, su nuevo simple.


EI: ¿Qué balance haces desde la salida de Mizraim hasta ahora? ¿Qué cambios hubo?

Andrea: Mi vida tanto personal como profesional ha cambiado mucho desde la salida de Mizraïm. Lo importante es que mi carrera se concretó más porque conocí a mis managers Gilles Guigon y Jean Madani, que son también amigos muy queridos. Empecé a tocar más seguido, hace poco estuve en el Vive Latino, un festival muy importante en Latinoamérica, y anduve de gira por Estados Unidos, experiencias que nunca pensé tener tan rápido.

EI: Tus canciones son bastantes eclécticas, hay muchos sonidos cosmopolitas ¿Cuánto crees que hay de Argentina en tus canciones?

Definitivamente el hecho de que haya vivido un año y medio en Buenos Aires hace que mi música tenga influencia de lo que se vive en Argentina. Cuando estuve ahí, tuve la oportunidad de compartir amistad y música con artistas a los que admiro mucho, como Lisandro Aristimuño, Carli Aristide, Tomas Aristimuño, Gabo Ferro, Mariana Baraj y la lista sigue. Las experiencias que viví con ellos son las que me guiaron por primera vez en el mundo de la música independiente, así que en parte, son responsables de que yo haga esta música hoy en día.
Además de todo, el vivir sola en un país desconocido hace crecer muy rápido, y los conocimientos y las experiencias se absorben más. Todo lo tengo grabado en la memoria, y por supuesto se traspasa a la música que compongo.


EI: ¿Y de México?

Andrea: También hay mucho. No sólo porque es un país que me fascina por su riqueza y su cultura, sino también porque la ciudad de México es dónde vivo ahora, y al hablar en mis canciones de mi vida personal, hablo también de mi entorno.

EI: Tu idioma natal es el francés, a pesar de ello muchas de tus canciones están compuestas en castellano, cómo es ese pasaje entre un idioma y otro

Andrea: Para empezar, en realidad canto en francés por necesidad y no tanto por decisión. Es el idioma de mi infancia, el que aprendí primero, el que siempre me acompaña. Aún viviendo en países como México o Argentina, el escribir en francés es una manera de honrar mi memoria y mi origen, y de nunca olvidar quién soy.
Lo que sí ha sido una decisión últimamente ha sido el escribir canciones en español. Tengo que admitir que cuando llegué a México no escuchaba música en ese idioma, y leía absolutamente todo en francés. Poco a poco, al ir conociendo artistas y nuevos amigos hispanohablantes, empecé a investigar más, a leer poesía latinoamericana, a escuchar la música nueva que se está haciendo en América Latina... y creo que me enamoré. Ahora que he ido a Madrid, otra ciudad que me inspira mucho, he conocido artistas como Alex Ferreira por ejemplo, que también me ha inspirado a escribir en ese idioma tan musical.

EI: En tus composiciones hay mucho de música clásica. Noto una gran influencia de Yann Tiersen, reconocido compositor francés ¿Es así? ¿Qué músicos clásicos te influenciaron?

Andrea: Yann Tiersen siempre me ha gustado mucho. Me encanta el atrevimiento que tiene, como músico con formación clásica, de combinar eso con el rock o el pop, e incluso otros géneros. Me identifiqué con él como artista. Esa combinación entre música clásica y música popular incluso me impulsó a componer más, porque la música clásica es todavía un poco cerrada a nuevos géneros y yo tenía muchos conflictos con eso. Cuando apenas a empecé componer le enseñé mi música a mis maestros de piano clásico de entonces, me veían más como concertista clásica que como rockera y popera. Por supuesto siempre me dijeron que mis composiciones no valían la pena o que eran "inmaduras". Aún así fueron grandes maestros e inspiraciones, y me fascina la música clásica. Desde Bach, mi gran amor musical, pasando por Scarlatti, Beethoven, Scriabin, Debussy y Fauré, hasta artistas minimalistas como Philip Glass y Arvo Pärt, compositores clásicos, que han influenciado en gran parte mi composición.

EI: En tus canciones se pueden percibir nostalgia de las calles de París y melancolía. ¿Te costó el desarraigo? ¿Te consideras una persona nostálgica?

Andrea: Sí me costó al principio, pero me siempre me ganó lo encantadora que es la ciudad de México, a pesar de lo caótica que es. Sin embargo, nunca dejo de pensar en mi familia y mis amigos que están en Francia, y en ese ambiente poético en el que me siento más natural.
Es cierto que soy una persona nostálgica, y sobre todo melancólica. La melancolía y la tristeza son estados del alma que para mi gusto no han sido valorados (más bien rechazados) cuando en realidad son momentos en los que se vive más intensamente, y todo está a flor de piel. Soy muy solitaria me gusta vivir cosas fuertes sola; la tristeza y la melancolía son sensaciones que me acompañan mucho.

EI: Tu música es buena disparadora de imágenes, las letras son pequeños relatos ¿Qué escritores te influenciaron a la hora de escribirlas?

Andrea: La literatura es una de mis más grandes fuentes de inspiración. El EP Mizraïm, por ejemplo, fue todo inspirado de la serie de novelas "José y sus Hermanos" de Thomas Mann. Escritores como James Joyce, Marguerite Yourcenar, y Julio Cortázar, y poetas como Paul Celan o Cavafis me inspiran imágenes (me encanta el cine, así que de alguna forma estas imágenes son algo cinematográficas) y a partir de ellas me nace música. Leer es una de mis pasiones, incluso estudié historia del arte en México y tomé clases de escritura en Buenos Aires; por eso es que tiene un lugar tan importante en la música que hago.

EI: ¿Quiénes son tus principales referentes musicales?

Andrea: En la música estoy abierta a todo, y mis referentes son muy variados. Últimamente estoy redescubriendo a Björk, a Elvis Presley, a Beck, a Serge Gainsbourg y a Caetano Veloso, por nombrar algunos artistas que siempre me han fascinado. Entre mis últimos descubrimientos están los nuevos discos de James Blake, El Guincho, los Amigos Invisibles, Little Dragon y Marcelo Camelo.

EI: ¿Qué artistas argentinos te influenciaron?

Andrea: En Argentina me sedujeron mucho la música popular y el tango por ejemplo, y por supuesto músicos como Lisandro, Carli y Gabo, entre otros. También están los grandes ídolos que nunca dejan de inspirar: Fito, Cerati, los Babasónicos. La verdad es que amo tanto Argentina que casi todo es motivo de inspiración para mí.

EI: ¿Cómo fue haber compartido fecha con grandes referentes de la música internacional como Benjamín Biolay y Café Tacuba?

Andrea: El concierto con Benjamin Biolay fue muy fuerte, porque él es alguien a quien admiro mucho, y el concierto fue inolvidable. Sin embargo, no tuve demasiado contacto con él ese día, excepto por alguna plática antes y después del concierto. Con Café Tacuba fue muy diferente, porque hemos construido una relación de amistad muy cercana, por el tipo de proyecto que se formó. Juntos somos la Chilanga Banda, y tocamos canciones de Jaime López, quién además las canta. Hasta ahora hemos tenido dos conciertos muy emocionantes, el primero en el Teatro Diana en Guadalajara y el segundo en el Teatro de la Ciudad, que es de mis lugares favoritos, en México D.F. Hemos tenido mucho éxito y me siento muy honrada de tocar con músicos tan increíbles, he aprendido una infinidad de cosas y estoy muy agradecida con ellos.

EI: ¿Cómo ves a la escena de la música independiente en México?

Andrea: Siento que México está en un gran momento musical. Por varias razones, hay más artistas nuevos atreviéndose a subirse a los escenarios por sí mismos, en especial mujeres, y con proyectos de calidad. Como siempre, hay de todo, pero nunca habían tenido en México tanta propuesta. El problema sigue siendo la falta de lugares para tocar; todavía están todos concentrados en el centro de la ciudad.

EI: ¿Cuáles son tus próximos planes? El año que viene sale tu primer LP.

Andrea: El LP se va a empezar a grabar en diciembre. Es un proyecto muy emocionante porque el disco lo va a producir Cheo (alias DJ Afro) de Los Amigos Invisibles, y probablemente se va a grabar mitad en México, mitad en Nueva York. Aunque nada es todavía 100% seguro, estoy impaciente por empezar a grabarlo. Saldría probablemente para marzo del 2012. Por ahora en mis planes está darle mucha promoción al disco cuando esté terminado. También tengo ganas de hacer evolucionar mis conciertos, y agregarle nuevos elementos poco a poco, para que las canciones sigan creciendo. Y por supuesto volver a tocar en Argentina, es mi sueño, y si puedo ir por varios meses ¡mejor! Es de mis lugares favoritos en el mundo, mi Buenos Aires Querido.

1 comentarios:

Un punk ignorante dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://cordurainsana.blogspot.com/

Nos leemos, saludos.

Publicar un comentario