El ladrido nunca tuvo la estructura del sonido.Asi como el graznar,
el mujir,el piar,la pura habladuria.Varias son las estructuras que
creemos por fuera nuestro pero que son parte de nosotros.
Alimentar rios,dotar de sonido a las tormentas,pulsar las violencias
hasta hacer de nuestro corazon una musica desesperada.Todo un
instinto unico ante la nada vacia que abruma.
Asi es como algunas criaturas nos representan el miedo y el amor
la ceguera total.Pero a no confundirse,el amor no esta ciego, ya
que no tiene ojos.Para estar ciego es imprescindible la complicidad
de los ojos.Asi como la presa necesita la del cazador y el amanecer
la del gallo.

2 comentarios:

la prometida del rey de los locos dijo...

"...pulsar las violencias
hasta hacer de nuestro corazon una musica desesperada." Reitero que me encantan estos textos maravillosos, me deslumbró la cuestión de la complicidad...

c J. dijo...

coincido...

Publicar un comentario