adherido a la ausencia,

mezclado a la ceniza

o. g.



a dónde tu suavidad?

qué rincón? cuál rajadura?


otra vez sucederá

quién

jamás a destiempo

en mi respiración

ha de impedir el hueco áspero.


amnesié

en el blando trepidar de mi sangre

transhumé alguna vez

sequedad de erguidos ojos.


2 comentarios:

la prometida del rey de los locos dijo...

"sequedad de erguidos ojos"... cómo me retumba eso...

C. J. [ poesía pendular ] dijo...

se lo debo haber robado a alguien...

Publicar un comentario