Aires revolucionarios
en el aire,
bajo una opaca media luz.
Revolución
no es una palabra trillada
sino bastardeada
en usos burdos o ninguneantes.
Huelo.
Tierra mojada,
lluvia.
Y respiro.
Viento fresco,
advierte que mi pecho avanza.
Campo abierto,
puta madre.
En algún lugar
sé que llevo un arma,
no necesito verla
para escuchar su traqueteo,
su ansiedad de estruendo,
de humo
y tizne,
dispersándose en el gris húmedo
de esta caminata
en que respiro.

4 comentarios:

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo. dijo...

Se puede evidenciar en cada palabra, esa manera indescriptible de escribir que posees, que dice tanto, tanto...

Un inmenso placer ha sido visitarte, leerte.
Saluditos.

leandro dijo...

Hola Naty,

me gusta la poseciòn con la que trabajaste la palabra REVOLUCIÒN en este texto. Es verdaderamente digno; la atmosfera que creas alrededor de una palabra con un significado tan desemantizado o como decis vos, trillada en usos burdos.

Te mando un abrazo gigante y espero verte pronto !!!

C. J. [ poesía pendular ] dijo...

la mejor...

no hay dudas...

la prometida del rey de los locos dijo...

Demasiado mimo che! Besos a todos y muy feliz año!

Publicar un comentario