Voy a dejar que mis mentiras
me entreguen sus sorpresas
padeciéndolas
negándome a saber
dónde, los días buenos

desde la soledad
insuficiente en la sombra
soy el extra casual en la foto
la que guardo en la memoria

soy nombres
a veces, eutanasia
sangro, extraño
ya no soy el botón de la inocencia

pero queda una revancha
desperezándose en el tintero
de la duda
y de la cobardía.

2 comentarios:

El Viajero Sedentario dijo...

Bien pibe! Luche y vuelve.
Con todo.

Sofia·Ele dijo...

digamos que un aplauso ASI de grande.

Publicar un comentario