Rastrero (western)

Iris desconectado
manos de gestos violentos
rostro pantano
ego dibujado
y leyendas urbanas hacen el resto

su piel curtida a fuego
cuero en los huesos
fiel a un poco de suerte
devoto al impulso
carne de cañón
y del paco

mientras la farsa del bandido a caballo
con sus muchachas enamoradas por los pueblos
y lealtades a prueba de balas
sigue riendo desde un film de vaqueros

en la calle
todo es más crudo
más doloroso
y ausente.

1 comentarios:

El Viajero Sedentario dijo...

Ja! Te zarpaste...
Muy buenas metáforas, muy buenas conexiones entre las imágenes, y encima bien actual.

PD: Cómo nos dormiste con el ron cubano. Sé que esto no va acá pero se lo tengo que decir al mundo!!!

Publicar un comentario