10 canciones representativas del rap, hip hop, cumbia y reggaetón en las que lxs artistas dan vuelta la tortilla, reformulando esos géneros donde antes las mujeres y disidencias eran usadas como objeto de consumo o de burla.

Por Vera Grimmer


En todos los géneros musicales existen improntas del machismo (el vocativo “nena”, “baby”, por dar un caso del rock), sin embargo, es necesario inspeccionar en los orígenes mismos del rap, el hip hop, el reggaetón y la cumbia, géneros en los que los sujetos que se expresan siempre son y fueron marginados de los circuitos hegemónicos. Si bien es cierto que tenemos ejemplos de sobra que contrastan esto, los comienzos de los artistas que ahora triunfan en la industria musical son los que “se hicieron desde abajo”(Daddy Yankee). Que las mujeres y disidencias se reapropien de estos géneros que ya de por sí narran historias desde la marginalidad, siendo ellxs mismxs sujetxs de esta opresión, es algo valioso.

Este artículo rinde, en cierta forma, un homenaje a Gata Cattana, de quien tomamos un fragmento de su canción “Lisístrata” para el título. Gata era una rapera y poeta feminista muy prometedora y joven, que falleció en marzo del 2017 a causa de una complicación cardíaca. Aquí su último disco, que nunca pudo presentar en vivo:




“El cazador”, Rita Indiana


¿Con qué palabra podemos definir a Rita Indiana? ¿Escritora? ¿Cantante? ¿Merenguera? ¿Todo junto y más? Rita Indiana (República Dominicana, 1977) es una de las voces más potentes en la actualidad latinoamericana. Con “El cazador” se propone hacer a los corruptos temblar, al ritmo de una canción hipnótica. “Aquí planto bandera / contra los que se clavan / a este pueblo jodío lo quieren ver con ganas / se regodean en lujos que paga el miserable / mientra en el ‘Capotillo’ el hambre tiene hambre” son algunos versos de este hit: devela la opresión hacia lxs que menos tienen, luego de 500 años de conquista. 




“Filosofía feminista”, María Femcee


Con sólo 23 años, María Femcee tiene muy en claro una sola cosa: su lugar como rapera y artivista es denunciar las injusticias que sufrimos las mujeres y disidencias y hacer de su arte una resistencia vital. Las canciones de esta joven uruguaya son consignas para la lucha, como recita en “Filosofía feminista”: “las calles también son nuestras, como la noche”. 





“Puro estereotipo”, Caye Cayejera

Caye Cayejera es una rapera lesbofeminista oriunda de Ecuador. En “Puro estereotipo”, cuestiona las formas de vincularse bajo el capitalismo donde los deseos y placeres son fijos, así como los roles de género. “Crees que soy un objeto sexual / que mi labor es ser sensual / pobrecito angustiado por culiar / pero qué rápido llegas a eyacular” le canta al “machito que anula mi autonomía”. 



“Soy mujer”, Midras Queen, Diana Avella, Feback, Spektra de la Rima y Paloma

En el 2016, diferentes raperas colombianas (Midras Queen, Diana Avella, Feback, Spektra de la Rima y Paloma) se reunieron para dar forma a “Soy mujer”, un himno colectivo que llama a las mujeres a empoderarse. “Me empodero de la vida con igualdad / me empodero de los ríos con verdad / esto es lo que quiero yo / una vida digna nada más” reza el estribillo de esta canción a la que le damos play una y otra vez, como un mantra.



“Despierta”, Yela Quim & La Gracia

Yela Quim es una socióloga gorda, feminista, artivista, lesbiana y anarquista colombiana que a través del rap busca transformar la realidad que la rodea. En “Despierta” une fuerzas con la rapera La Gracia como arenga a lxs jóvenes sobre los acontecimientos políticos de su país y del mundo: “despierta que este territorio no está en venta / despierta que la paz sin ti está incompleta (...) rap / hasta que la dignidad se haga costumbre”.



“Mi cuerpo es mío”, Krudas Cubensi

Las Krudas Cubensi, o directamente las Krudas, son un conjunto cubano tan chispeante como contestatario: a través de sus canciones enarbolan discursos que visibilizan la gordura, la lucha feminista y claves para destruir la heteronormatividad. “Mi cuerpo es mío” es un canto a la búsqueda incesante de libertad en un mundo que día a día se esfuerza en demostrarnos lo contrario.



“Reina del caos”, Rebeca Lane

Desde Guatemala, Rebeca Lane se propone romper todo en “Reina del caos”. “Cada una de mis letras / una falla en el sistema”, un sistema patriarcal reproductor de esquemas que la socióloga, poeta y rapera viene a derrocar (¡en manada!).




“Cuidame el nene”, Jackita la Zorra

“¿A dónde están las pibas como yo / que se escapan del marido para ir a bailar? / Quiero verlas con las manos bien arriba” así arranca esta canción pegadiza de Jackita. La cumbiera nacida y criada en Argentina, incita a que las mujeres la pasen bien piola, solas, sin la compañía de ningún macho que las violente.



“Malamente”, Rosalía

Rosalía es la nueva sensación que está haciendo furor en las redes. Esta joven catalana reivindica sus raíces como cantaora y las fusiona con ritmos novedosos para no dejar de querer malamente.



“Barre con el pelo”, Tomasa del Real

Pionera del neoperreo, Tomasa del Real (Chile, 1988) dispone su deseo de bailar desenfrenadamente como eje fundamental de “Barre con el pelo”. No importa nada más que gozar todo lo más posible, hacer del cuerpo un momento único y propio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

O sea, está mal decir "nena", machismo rockero, pero está bien decir "gorda". (?)
Y nadie nunca en el rock dijo "nene", de paso.

Pero hablemos un poquito de esa Jackita la Zorra, que le deja el nene el marido para que lo cuide mientras ella se va de joda.

Hablás de "sin un macho que las violente". ¿Estás diciendo que el marido la faja? Porque no se desprende eso de la letra.

De hecho, por si no lo registraron, están reivindicando a alguien que "mueve la cola" a cambio de un trago.
Eso para vos no es violencia simbólica. Claro, es un trato justo que se da en el mercado, donde cada cual ofrece y recibe de acuerdo con sus posibilidades.

Por último, es una cancíón de 2010, con lo cual inscribirla en la movida del feminismo actual me suena voluntarista de tu parte.

Unknown dijo...

Machos rockers ardidos en 3 2 1....

Publicar un comentario