Yo esperaba que el fuego me de las alas que necesitaba para
sobrevolar el otoño.Me peleé con el ruido, en mí todo era un
espacio que vibraba. Mis ojos blancos escalaban figuras de
sombra opaca.Yo buscaba congelar las palabras hasta que se
produciera una ruptura que me estremezca.Yo anhelaba el
sentido y direccion de mis caóticas palabras.
Desesperado por el tardío aterrizaje de las aves, invoqué la
tormenta, rellené las tumbas con luz. Buscaba detener la
separación, hallar la perfecta concordancia sonora entre
el ángel y la bestia.

2 comentarios:

c J. dijo...

"Buscaba detener la
separación, hallar la perfecta concordancia sonora entre
el ángel y la bestia."


TRE-
MEN-
DO!

la prometida del rey de los locos dijo...

Tremendísimo, hacía rato que no irrumpía un detonador como éste, me encantooooooó!!!

Publicar un comentario