Se dió vuelta
me miró
con los ojos pensativos
casi dulces
y me dijo:
nos vemos en Japón


Y ante el hecho
irremediable
insalvable
imposible de cambiar
le respondí:
está bien


Aunque Japón queda tan lejos
que es como que no existiera


Estas cosas
(y algunas otras)
son las que duelen

4 comentarios:

xoana dijo...

fatal y genial

altazor dijo...

gracias xoana, me alegro que te haya gustado

Nadia Sol dijo...

genial! nos vemos es japon es gracioso, poetico y triste porque de alguna manera es cierto, sera real eso q no vemos, de tan lejos?

altazor dijo...

tal vez los poetas lo que hacemos es un poco tratar de averiguar eso, a veces creo que es real, otras no, igual nos sirve para imaginar, besos nadia :)

Publicar un comentario