Gemir, doler, soñar con incendios.

Despertar con un poco de cordura pendiendo del labio inferior.

Y ella, que te volvió a lamer con su lengua de gato,



duerme tranquila.

2 comentarios:

C. J. [ poesía pendular ] dijo...

fucking zorra... que genial que es esta mujer...

Nadia Sol dijo...

We love her! gatas gatas y más gatas

Publicar un comentario