Quisiera ordenar
todas las palabras
de mundo, futuro, sarcasmo;
de tumbas, flagelo, corrupción;
de mi suavidad, de tu suavidad,
y de ambas
deslizadas en las ruinas.
Quisiera ordenar
mas las palabras me aplacan.
¿En qué momento me vuelvo
doncella
deslumbrada
despertada
desvelada?
¿Con cuál sentido
si es mera mentira
o media verdad
destrozada en mi escritura?
¿O será el punto nirvana
tras las puertas que me abriste?
Silencio. Pronto silencio.
Desposeída de secretos ya.
A otro vagar
y buscar
y completar mi lengua,
como una mujer
inconcebible de un límite
para abrir los ojos
(¿será cierto?)
o quizás aún
como la pequeña
de pies enredados
que no desea perturbar
el sueño de un ángel.


A Cristian, quien llenó mis poros de túbulos para aspirar poesía.

4 comentarios:

·sofía ele· dijo...

Wow ...
Intenso, eh. Encantóme.

omar sisterna dijo...

Espero que no haya que esperar tanto para leer otro bello poema, o texto o la que salga de tu lapicera-teclado...Tambièn espero que esta època te sea productiva y como dije antes, no nos haga esperar mucho!!
Saludos!

Nadia Sol dijo...

Che posta..no nos hagas esperar mucho! volvi a leer el poema y me gusta mucho! te quiero amiga segui escribiendo mas mas y mas!
"como la pequeña
de pies enredados
que no desea perturbar
el sueño de un ángel."
Grossa! (no me acordaba d este poema pense q era el anterior cuando te lo comente)

la prometida del rey de los locos dijo...

Gracias queridos indies...

Publicar un comentario