No quiero competir a ver

quién es la perra real,

ni que el premio sea dolor.

Para sentirme sola estar sola

y no en tu casa,

no tu uña en mi garganta,

ni ladridos a los cielos.

Alguna vez agarrarte la mano y andar,

alguna vez comunicación es piel

y va a ser mi tiempo, tu tiempo.

Ahí si, piernas abiertas

y no arañas que nos tejan la carne.

Una noche caen iglesias

mientras nosotras nos abrazamos.

4 comentarios:

la prometida del rey de los locos dijo...

Cada día amo más tu poesía Xoi...

omar sisterna dijo...

"alguna vez comunicación es piel" cuando descubrimos que hay algo más allá de las batallas entre sábanas...
Saludos Xoa!
Omar.

C. J. [ poesía pendular ] dijo...

quizás ni más allá... ni más acá... haiga nada de nada...

sofía dijo...

sos una bestia poética.
mi preferida , amiguísima.

Publicar un comentario