·

olores ajenos en el salón minúsculo
todas y todos adentro
manos lenguas bocas
todas
todos

dedos enterrándose en lugares remotos
cuerpos que se adhieren
pieles, piel
algo de semen chorreando las paredes
y los brazos y las piernas
[de todas, de todos]

y tu sexo rozándome
lento
me enciendo

[abrazáme, nena]

y a pesar de nosotras
del manoseo colectivo en esa olla de sudores
caricias regaladas
vicios, excesos
una libertad que nos desborda
nuestras manos
nuestras lenguas

y vos
y yo
·

7 comentarios:

Nadia Sol dijo...

Siiiiiiiiii! eso me gusta, una libertad q desborda!

(FOucault la dominación d los cuerpos sera eterna? ojalá me pudieras responder)

como dijo alguna vez Martín en un comentario a un texto de nati:

"Luis Majul pondría cara de boludo sorprendido y diría: ¿Fuerte, no?"

Como me gustan estas escritoras indies!
Nati.xoa,Sofi..grossas!

C. J. [ poesía pendular ] dijo...

se te extrañaba pendeja...

·sofía ele· dijo...

Y yo a ustedes!!!
[Na, me encantó el cuento de La Bukowski .. muchísimo!!!]

Petite Lu dijo...

De vuelta con su puñado de palabras allí entre tanta intensidad! bravo!

David Rojas: El cerdo sin galera dijo...

Muy bueno, Sofía; como siempre, me gusta tu poesía.

David Rojas: El cerdo sin galera dijo...

pd. Un poco como viajar en el Sarmiento, ¿no?

Ignacio Reiva dijo...

Hasta se huele mientras se lee la libertad de los cuerpos que se pierden en el deseo. Muy bueno.

Publicar un comentario