Nadie puede hablar de los callejones
en los que dibuja y borra su muerte

pero a pesar de tanta reja
yo sé que ella descansa en los jazmines que simula el sahumerio de los consultorios
ella se pierde, se encuentra y juega en la grilla de los antidepresivos que debe tomar
duerme con un ojo abierto, un brazo vencido y las puertas cerradas
ella recorre las calles con mirada de niña, tos de cigarro y piel deshidratada
ama sus heridas y sonríe a lo que pudo haber sido
ella está estrellada en una dirección de mail, se escracha en las fotos y sueña con viajar

ella me susurra al oído este poema
al quedarse sin palabras.

6 comentarios:

C. J. [ poesía pendular ] dijo...

me fascinaron estos versos:


"ella me susurra al oído este poema
al quedarse sin palabras"



el resto no se queda atrás... salvo lo de "dirección de mail"... pero porque soy muy tradicionalista...

la prometida del rey de los locos dijo...

me enternece tu compromiso en escuchar el silencio de los que no pueden hablar.

El Viajero Sedentario dijo...

Excelente. Yo apoyo lo de la dirección de mail, no me pareció desentonado porq el lenguaje es simple durante todo el texto.

Todos tenemos un poco de Rita, carajo!

Nadia Caramella dijo...

tambien me siento Rita...

. dijo...

Gracias Lauti .
Nunca nadie me habia describido mejor q vos .

Saludos , adoro tu capacidad de retratarme en simples palabras .

te quiere . RITA .

. dijo...

la de arriba soy yo nos e qonda .

Publicar un comentario